Entorno

MIRAMAR, TÍPICO PUEBLO MEDITERRÁNEO

Entre todos los parajes fértiles y deliciosos que existen en España, tal vez ninguno sea comparable a Miramar. Miramar, situado a 72 Km. al sur de Valencia y a 120 Km. al norte de Alicante, se encuentra en la comarca de La Safor, formada de 31 municipios y 150.000 habitantes.

Miramar está totalmente comunicado con los municipios y las playas próximos, a través de una completa red de carreteras y de la autopista A-7.

La proximidad y las múltiples relaciones entre estas poblaciones hacen que La Safor pueda considerarse como un gran pueblo, rodeado de zonas agrícolas, preferentemente dedicadas al cultivo de cítricos. Miramar se asienta en un fértil llano aluvial, envuelto por un cinturón de campos y limitado al este por el mar. Los contrastes paisajísticos modelan, pues, este pueblo.

El clima resulta plácido y también sin "monotonías excesivas" gracias a los contrastes del otoño y del invierno. De todos modos, la bondad del clima garantiza unos inviernos suaves y unas primaveras deliciosas.

Fiestas y tradiciones
En Miramar, como ejemplo mediterráneo, gusta mucho, muchísimo, la fiesta. "Els milamarins" aprovechan, como buenos valencianos, la más ligera sugerencia del calendario para "fer festa".

Acompañan sus fiestas con una particular y deslumbrante sonoridad: el estímulo de la pólvora, "les traques, les despertades, les mascletades, les cordaes" y los castillos de fuegos artificiales son variaciones de un mismo y maravilloso espectáculo que añade bullicio, colorido y diversión a la fiesta. Las fiestas se celebran por doquier: hay verbenas populares, típicos y fastuosos desfiles "Moros i Cristians", conciertos al aire libre de la banda de música y explosiones de pólvora festiva.

Las fiestas patronales de Miramar tienen lugar durante la primera semana del mes de agosto, acompañan con otras celebraciones la festividad de su patrón, Sant Andreu Apòstol. También los pueblos colindantes celebran fiestas tanto o más variadas durante la época estival. Las tranquilas noches de verano contienen resortes para romper la monotonía, como lo indica la costumbre de salir a la calle, con silla o sin ella, para tomar el fresco y conversar con los vecinos.

Deportes y Ocio
La conexión inmediata de Miramar con el mar y con la montaña permite ofrecer al visitante toda clase de deportes relacionados con estos medios. Miramar cuenta, además, con unas excelentes instalaciones deportivas, que le permiten completar su oferta cultural y de ocio.

Mercados al aire libre
Durante los meses de verano se instala un mercadillo al aire libre el lunes por la tarde en la playa de Miramar, en el cual pueden adquirirse todo tipo de productos. También pueden ser visitados los mercadillos que se instalan en los pueblos cercanos.

Dónde alojarse
Miramar ofrece la posibilidad de alojarse en pleno contacto con la naturaleza, así como una amplia variedad de apartamentos turísticos de diversas características.

Gastronomía
La cocina de Miramar inscribe sus olores y sabores dentro de las tradiciones más típicamente mediterráneas, y constituye un claro representante de la conocida y apreciada "cocina mediterránea". La presencia de marisco y pescado recién recolectados en sus playas, y de la hortalizas frescas cultivadas en su huerta, es el rasgo más genuino de su gastronomía.

Como buenos valencianos, los habitantes de Miramar son grandes degustadores de arroz en tres de sus modalidades principales: "el arròs caldós", "el arròs al forn" y la paella. No hay que olvidar su plato típico, denominado "bossa de polp", compuesto por un estofado de pulpo relleno de arroz.

Durante prácticamente todo el año, la naranja es la fruta por excelencia; como postre para cualquier comida, resulta deliciosa y digestiva.

Uso de cookies de este sitio web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Cookies